REFLEXIONES PERSONALES

 

Menciono en la sección "conclusiones" de este trabajo - la que fue realizada hace ya mucho - lo difícil que resulta adoptar una posición, cuando se es parte del problema.

Pues bien, los años de investigación, han credo en mi, un nuevo o mas amplio concepto, el que me permite hoy, asimilar, medir y valorar, las distintas circunstancias, con mucha mas neutralidad.

El investigador que se precie, debe ante todo analizar, las distintas alternativas que conllevan a un fin, comprender los distintos puntos de vista ( entenderlos, no significa aceptarlos ni/o compartirlos )

Se que a muchos compatriotas les parecerá raro y no aceptarán algunos conceptos, pero como reza el refrán:" En este mundo traidor, nada es verdad ni mentira, todo es según el color, del cristal con que se mira" .

El análisis "MALVINAS" desde la óptica del pueblo Inglés, tiene un desarrollo muy distinto al Argentino.

Para entenderlo, debemos primero comprender un poco, la idiosincrasia de ese pueblo,  su política interna y fundamentalmente externa.

El escritor  Robert J. Serling en una de sus novelas (Mujer Piloto) hace una descripción muy detallada, clara y acertada de la personalidad inglesa.

"Probablemente son la gente más valiente de todo el mundo. A veces me pregunto si los americanos hubieran sido capaces de soportar las cosas que han soportado los ingleses: los bombardeos, una interminable austeridad, impuestos demoledores, pocos lujos en proporción, demasiados políticos y tan estúpidos como los que nosotros tenemos, un clima pésimo y una escasez de todo: tierra, comida y materia prima. Y a pesar de todo eso conservan una dignidad que nunca llegó a ser pretenciosa. Tienen un maravilloso sentido del humor, son unos individualistas empedernidos y auténticamente democráticos a pesar de rendir pleitesía a sus reyes, lo que no es fácil de combinar. Pueden ser arrogantes, dominantes y farsantes, pero tienen, un orgullo, un coraje y un sentimentalismo magníficos."   

Desde el inicio de los tiempos como Nación - o Imperio en rigor - desde el punto de vista territorial , sus posibilidades de subsistencia, sin recursos externos son prácticamente, nulas. 

Por las características de insular de su territorio, los Ingleses debieron apoyar sus pretendidas ansias de expansión, en una importante flota marítima, que recorriera el mundo, comerciando y generando recursos que a la postre, generaran bienestar económico a los habitantes del reino.

En esa época, no existía en el continente Americano ( en ninguno, en rigor a la verdad, exceptuado el Europeo )  muchas zonas con civilización, lo que permitía a los distintos navegantes, llegar, colonizar, y/o explotar distintas tierras o territorios, merced a la ignorancia, a la falta de conocimientos ( educación y cultura ) y/o simplemente mediante el uso de la fuerza ( militar o de cualquier índole ) que sufrían los distintos pueblos sometidos.

El estado Inglés, ampliamente mayoritario en señores feudales y comerciantes de muy dudosa reputación, así como inmensamente ricos, vieron como " necesario" llevar adelante un amplio dominio de los mares  y conquistas de territorios para anexar a sus dominios, como colonias que, proveyeran de recursos y sustentos pingües, al creciente Imperio Británico.

Para ello no dudaron en utilizar mercenarios, ladrones y piratas - como Francis Drake -  al que la reina nombró caballero, ( Sir Francis Drake ) en un pacto que permitiría a este, llevar a cabo sus fechorías atracos y violaciones, actuando en nombre de "Su Graciosa Majestad" con quien compartía el fruto de sus pillajes, robos e incautaciones, así se tratase de un puerto, una ciudad o un barco al que abordaba en altamar.

De esta forma crece y se desarrolla el pueblo Inglés de nuestros tiempos, mas tarde , durante el inicio de la 1º guerra mundial, protagonizarían hechos que llevarían a la globalización del conflicto por conveniencia propia.

Una prueba más de la soberbia y arrogancia de la personalidad inglesa es su practica religiosa: El Anglicanismo. Muchos no saben de donde o como surge esta corriente religiosa, pues bien, ella tiene su punto de inicio en el reinado de Enrique VIII  en 1531, en ese momento el rey de Inglaterra ante la negativa dada por el Papa a su pedido de divorcio con Catalina de Aragón, se proclamó jefe supremo de la iglesia inglesa. María Tudor intentó restaurar el catolicismo, a su muerte Isabel I se opuso a la fe católica y consolidó definitivamente la iglesia anglicana, lo que le permitía asegurar su autoridad y poder.  Una vez más aplican tácticas que permiten asegurar la "salud" del imperio, sin importar métodos ni opiniones.

 En la segunda guerra mundial, nuevamente se encuentra con la necesidad de que los EE.UU. entre decididamente al conflicto, la oportunidad se le presenta con el ataque de Japón a Pearl Harbour, hecho del que Churchill  (primer ministro Inglés en ese entonces ) toma conocimiento antes de que se llevara a cabo, merced a que el servicio de inteligencia Inglés, había logrado descifrar el código de transmisiones japonés, pero, el "Sr Churchill " decide guardar silencio, y esperar la reacción lógica de los EE.UU. que decide involucrarse definitivamente al conflicto, cuando resulta atacado por Japón , sin que mediara una declaración formal de guerra. El aviso al gobierno Norteamericano, de lo que se estaba por llevar a cabo, hubiera permitido salvar muchísimas vidas y material militar, pero no hubiese precipitado el ingreso de Norteamérica a la guerra ;    Para el Inglés , convenía callar.  El ataque llevado a cabo por Japón contra las islas Hawaii  y específicamente contra la base norteamericana de Prearl Harbour, se llevó a cabo el 7 de diciembre de 1941, el mismo significó para los Estados Unidos, la pérdida de 21 navíos de guerra, hundidos o averiados, incluidos los 8 acorazados que integraban esa flota del pacífico, además de los aproximadamente 200 aviones con asiento en el archipiélago. Pero el saldo realmente nefasto tuvo su expresión máxima en el número de víctimas humanas, éstas ascendieron a más de 2.400 muertos y aproximadamente 1.200 heridos. Como dato anecdótico, podemos acotar que en esta circunstancia, uno de los buques de guerra que resultó indemne, fue el Crucero USS Phoenix, que en 1951, adquirido por la Argentina, se convertiría en el ARA 17 de Octubre  y más tarde, en el ARA Gral. Belgrano.

A la luz de estas circunstancias, no es extraño el proceder Británico, y debe ser comprendido el sentir de la  sociedad Inglesa, ya que, por ejemplo, nadie puede culpar a un niño que nace en un pueblo antropófago, si luego practica esta costumbre, ya que la asimila como natural.

En lo referente a "MALVINAS" la actuación Inglesa y Norteamericana, es lógica y se puede analizar así:

Gran Bretaña y los EE.UU. son socios (los principales y mas grandes) en la OTAN, esta organización fue fundamental en la época de la llamada "guerra fría" y actuaron muy eficazmente, - mal que nos pese - en el equilibrio de la paz mundial, habida cuenta de las apetencias de la  - por entonces - poderosísima URSS.

Si bien Inglaterra sabe específicamente, (sus expertos lo reconocen puertas adentro) que no le asisten derechos sobre esos territorios ( hecho que surge de sus propias investigaciones, ver apéndice documental) no puede, ante el mundo, permitir la "insubordinación" de un país como el Argentino, que se atrevió a patear el tablero político mundial, lo que conllevaría a la pérdida de su imagen de potencia soberana.

EE.UU. debió apoyar a su principal socio y aliado, pues no podía producir un enfrentamiento entre ambos, lo que debilitaría su imagen hegemónica ante el mundo, al permitir o consentir , el uso de la fuerza por parte de un país en vías de desarrollo ( suena mejor que subdesarrollado,  no?) en una clara muestra de enfrentamiento, desconociendo la "autoridad" de una potencia asociada.

Esto, no obstante sus declaraciones, e intenciones de mediación en el conflicto,  que fueron en varias oportunidades, lo suficientemente ambiguas , como para no herir la susceptibilidad de su socio.

No olvidemos que la ONU reconoce a MALVINAS como el último bastión colonialista, e instó en distintas oportunidades a Inglaterra, a llevar adelante negociaciones serias con la Argentina, en  referencia al tema, soberanía.

Pero la actitud Argentina, al tomar las islas, mediante el empleo de la fuerza militar, puso el broche culminante a una pésima política exterior, que llevó adelante durante toda su historia y que permitió fácilmente a las potencias, presentarla como agresora, intolerante y despótica (vaya paradoja) .

También resulta comprensible la actitud de Chile (desde la óptica Chilena) habida cuenta que esa población, creció y vivió en una política permanentemente expansionista, lo que lo llevó - en 200 años - con artimañas, enredos y en algunas oportunidades mediante el empleo de la fuerza a duplicar la superficie territorial.

En ese momento, se encontraban empeñados en la obtención de la soberanía sobre las islas Argentinas ; Lenox Picton y Nueva, y ante las declaraciones del general Galtieri  (presidente de facto en la Argentina por 1982) de que "Vamos a recuperar los territorios que nos pertenecen" ( se refería a las Malvinas) Chile lo tomó como una amenaza, que se concretaría en una realidad, si la Argentina triunfaba en Malvinas,( posiblemente no estuvieran muy equivocados) de ahí su lamentable actitud, la que debió asumir, pues Inglaterra era lo único que le quedaba, ya que en Sud América no encontró (por su actitud) ningún respaldo, e incluso los EE.UU. llevaba adelante una política agresiva , hacia ese país por las constantes violaciones a los derechos humanos que allí se cometían, habida cuenta que, los Norteamericanos, se consideran los paladines de la justicia y los mas fervientes defensores, de los derechos de los pueblos. (en tanto no afecten sus intereses, pero esto es otra cosa.)

Para el pueblo Chileno, la Argentina era el enemigo, e Inglaterra , el amigo. (?)

Finalmente, en 1984,  las islas (Lenox, Picton y Nueva) fueron alegremente regaladas por el gobierno de Alfonsín, que en principio montó una fuerte campaña de "desmalvinisación " y luego otra  que planteaba "Paz o guerra" (todo esto para crear una psicosis antimilitar y poder asegurar su gobierno) y el pueblo que se expresó en un plebiscito (mayoritariamente con el voto femenino) sensibilizado por el reciente conflicto de Malvinas, convalidó esta nueva usurpación de la Soberanía Nacional.

(El politólogo Francés Alain Rouquié  justamente, en sus trabajos investigativos posteriores a la guerra de Malvinas, bautizó este período como "desmalvinisación")

Por todo lo comentado, no debemos cargar las tintas sobre cosas que en definitiva tienen bases endebles.

La Soberanía territorial, se ejerce con ocupación , la Argentina, en el siglo XIX,  no le otorgó a Malvinas, la importancia que si, le dieron los Ingleses y sólo ocupó un puerto mediante la concesión otorgada a Vernet, para la explotación de la pesca y la caza de focas, pero casi, como para sacarse un problema de encima.

En el caso de las islas regaladas a Chile, lo fueron porque en principio, la Argentina, nunca las ocupó, hecho este que aprovecho Pinochet ( el dictador Chileno) quien se asentó militarmente en ese territorio, para luego negociar.

Muchos sostienen el  inconsistente argumento, que debemos mantener la lucha por respeto a nuestros muertos, héroes que dieron la vida en defensa de nuestros legítimos derechos; de acuerdo, - importante como retórica - pero, Margaret Thatcher, dijo en su; oportunidad: " No será en vano la sangre derramada por los valientes soldados Británicos, en su lucha por restaurar nuestra soberanía  sobre nuestras islas Falkland, cuando los argentinos decidieron imprudentemente, llevar a cabo sus aspiraciones belicistas". Presentó el conflicto,  como una loca aventura de un gobierno dictatorial de facto, frente a una democracia ,(aunque Inglaterra no es una democracia en realidad) agregando:"Los Argentinos son buenos para casi todo, menos para gobernarse a si mismos."(argumento no muy fácilmente rebatible hoy día).-

Para sintetizar: Nadie que posea un mínimo de información, puede dudar de los derechos soberanos de la Argentina sobre el archipiélago austral, pero, las políticas y actitudes erróneas, llevaron a la Argentina a una incómoda situación mundial, que a los ojos de los observadores neutrales,  poco interesados, la hace aparecer como país agresor y expansionista.-

                                                                  ASUMÁMOSLO.-