La Argentina, El Mar de la China meridional y la zona Ártica son los tres reservorios mundiales de petróleo.

La causa considerada principal para que Gran Bretaña nunca negociara  de buena fe para reintegrar las Islas Malvinas, Georgias y Sandwich del Sur  a la soberanía Argentina , sería la de que, manteniéndolas bajo su dominio, se asegura uno de los reservorios petrolíferos mas grandes del mundo pues, los estudios realizados demuestran que la Argentina posee en la Cuenca Marina Austral y de las Malvinas un potencial petrolífero considerablemente superior al del Mar del Norte. Esta situación y la importancia geoestratégica contribuyen al endurecimiento de la posición Británica. También debemos considerar muy importante el hecho de que, para la futura distribución de sectores de dominio en la Antártida, se considera importante  la proximidad territorial de la Nación que pretendiera dicha concesión. El poseer soberanía sobre las Islas Malvinas, coloca a los Ingleses en inmejorable situación en este aspecto. 

En muchos informes parlamentarios de los Británicos (previos al conflicto de 1982) se hace referencia a estos recursos y otros (pesqueros ) y se menciona la posibilidad de mantener conversaciones con la Argentina, teniendo siempre bajo la sombrilla de protección, el tema de la soberanía, que no entraría en discusión de ninguna manera. Sólo se tomarían decisiones que contemplen los intereses Británicos y los de los Isleños. Principio este último que no puede aceptarse por tratarse de población inducida, no nativa ( ya que los originales pobladores fueron desalojados por la fuerza por los Británicos) también sostenido por Las Naciones Unidas al considerarlas "colonias ")