Definiciones del diccionario de la Real Academia Española de la Lengua Castellana , para palabras que se emplean en el sitio.

 

HÉROE: Individuo que realiza actos de heroísmo. (Aplicable a nuestros combatientes)

 

HEROÍSMO: Esfuerzo que lleva al hombre a realizar actos extraordinarios.

                          (Ídem anterior)

 

PARANOIA: Psicosis que se define por un trastorno del juicio acompañado de orgullo, desconfianza, inadaptación social. El paranoico cree ser superior a los demás, desprecia los pareceres contrarios, se muestra testarudo y rígido y nada puede resquebrajar su certidumbre ya que considera sus ideas  como grandiosas e indestructibles. Sospecha de la buena fe de los demás, es susceptible e insatisfecho y se considera como víctima. Tiende a adoptar posturas absolutas e intransigentes y a instalarse en altas esferas del poder (político, religioso etc.) . Existe una predisposición constitucional a la paranoia, pero también puede ser originada por situaciones traumatizantes provocadas por una regresión a un estadío primitivo de la agresividad.(*)

    Esta última definición en principio cabe para parte de la Junta Militar de 1982Galtieri  y fundamentalmente, Anaya . El caso del tercer comandante en cuestión, LamiDoso (Jefe de la Fuerza Aérea) es algo diferente. Fue en principio  el único opositor a la loca aventura en que se embarcaron sus dos colegas, debió finalmente ceder ante las presiones y acompañar - bajo protesta - las actitudes y acciones que se presentaron a posteriori.

 La comisión que juzgó y condenó  luego de la guerra  a los militares actuantes, fue contemplativo con el Señor Brigadier atento a su clara posición  en contrario.

Escapan de este encuadre, todos - o al menos la gran mayoría - de los militares combatientes en el conflicto, pues era vox pópuli entre los mismos su desacuerdo, en la metodología implementada, si bien atentos a su condición de militares  y principios patrióticos, debían mantener incólume el respeto a la superioridad. (Subordinación y valor, para servir a la patria)

También podríamos hablar de PSICÓPATAS o aún peor de PSOCIÓPATAS .

La diferencia entre ellos es que, en tanto los primeros son desequilibrados mentales que no reconocen la diferencia entre el mal y el bien, los segundos sí la diferencian pero carecen de conciencia, en consecuencia, no les interesa. 

 

(*)Curiosamente esta definición, sacándola del plano militar e ingresando a lo político podríamos decir que calza como un guante para nuestros históricamente" iluminados gobernantes."