1)¿ Que es un Comando?: El Comando es un combatiente especialmente adiestrado para ser utilizado en misiones de gran riesgo, normalmente en la retaguardia del enemigo.

2) ¿Que significa infiltrarse en las líneas enemigas ?: Se llama infiltración, cuando un grupo de soldados, generalmente  comandos, logran llegar detrás de las líneas enemigas para producir golpes rápidos y efectivos.

3) ¿Como se infiltran los comandos? : Generalmente son lanzados en paracaídas, llevados en submarinos, o simplemente se escabullen durante la noche.

4) ¿Cual es el entrenamiento de los comandos? : Es muy riguroso y generalmente está basado en las artes marciales. Aprenden golpes mortales y lugares claves para para inutilizar al enemigo.          

-o-o-o-o-o-o-o-o-

"LA ACTUACIÓN DE LOS COMANDOS ARGENTINOS EN MALVINAS"

*Es de buen soldado, no subestimar al enemigo, pero tampoco sobreestimarlo.

*Los comandos Ingleses son buenos soldados, pero no son inmortales, pueden ser detenidos por un proyectil de FAP, FAL o MAG. 

* Estas premisas se le inculcaban a nuestros comandos para infundirles confianza

 

En Malvinas actuaron distintas fracciones de los llamados "comandos" que son tropas especiales integradas en su totalidad por personal de cuadros, como se denomina a los oficiales y suboficiales, es decir que en ningún caso encontramos soldados rasos.

Estas fracciones correspondían: 1) a la  Armada ( Agrupación de Buzos Tácticos)

                              2) al Ejército ( Compañía 601 y 602

                                             3) a Gendarmería Nacional (Grupo Alacrán)

La agrupación de buzos tácticos inició  la  función de los comandos en las Islas,  el día 2 de Abril en oportunidad de llevarse a cabo la "operación Rosario" o sea el desembarco argentino y la primera víctima de esta contienda fue precisamente el jefe de esta agrupación el Capitán de Corbeta de Infantería de Marina Pedro Giachino.

La compañía 601 se encontraba en las Islas desde el día mismo de su recuperación en tanto que la 602 se formó de urgencia y al arbitrio de las necesidades, alrededor del 26 de mayo, ya que se requería mayor movilidad y actuación de este tipo de tropa, luego del desembarco Inglés.

La compañía 601  tenía a esta altura un acabado conocimiento de la topografía y clima isleños, en tanto que la 602, debió entrar en funciones prácticamente, al momento de descender del avión que los trasladó a las Islas.

Si bien estos grupos de élite, son formados exclusivamente por personal altamente entrenado y capacitado, en lo físico, táctico y psíquico, siempre reviste mucha importancia, el contar con experiencia sobre el terreno y clima en que se debe actuar.

No obstante esta circunstancia, su capacidad, vocación de servicio y patriotismo, suplieron las deficiencias en otras áreas y su desempeño fue excelente, reconocido por el enemigo con quien le tocó combatir con suerte variada,( no hay que menospreciar este reconocimiento ya que proviene de un ejército, que fue el inventor de este tipo de tropa en la segunda guerra mundial y en la que posee acabada experiencia)

Las compañías antes mencionadas ( 601 y 602 ) sumaron sus esfuerzos al grupo de comandos de Gendarmería Nacional, formando así la "Agrupación Comandos".

En sus múltiples tareas, previo al desembarco Inglés, los comandos argentinos llevaron adelante distintas incursiones, en las que obtuvieron información de variadas fuentes y formas; detectando movimientos, escuchando y observando a los isleños, localizando restos que indicaban los movimientos llevados a cabo por comandos ingleses que actuaban en las islas desde el 1º de mayo y a los que luego se enfrentarían.

Un informe que  presentaron basándose en sus incursiones,  alertó, días antes, sobre la posibilidad de un desembarco en la zona de San Carlos, sugiriendo  la conveniencia de colocar efectivos en ese lugar.

Dicha sugerencia fue sólo parcialmente aceptada por los responsables del movimiento de tropas en la isla, ya que, como sabemos, la superioridad considerable como inviable un desembarco en esa zona y únicamente podía ser comprensible, como un movimiento de distracción.

Así se ordenó al Teniente 1º Esteban que al frente de una compañía de 25 soldados, tomara posición  en dicho lugar.

Esta fracción tendría luego destacada actuación en oportunidad del desembarco inglés, ya que no se limitó a dar el alerta respectivo, sino que generó un serio problema para el enemigo, que pensó que era atacado por fuerzas muy superiores, al haber provocado el derribo de dos helicópteros, al utilizar con sus hombres,  el sistema de fuego reunido sobre estos aparatos, logrando averiar dos más, sin que el enemigo pudiera aferrarlo a la posición, de la que se desprendió combatiendo y pudo así replegarse a sus líneas en Darwin, con todos sus hombres.

A partir de ese momento, la función de los comandos pasó a ser, de  preventiva, a decididamente activa, debían ocupar zonas altas y observar e informar el movimiento del enemigo, realizar emboscadas y contraemboscadas (término que significa la reacción del grupo cuando es sorprendido por una fracción enemiga similar)  tratando de causar daño en las filas del adversario y provocarle al menos retrocesos que compliquen su desempeño en el campo de batalla, en algunas oportunidades se capturó material y claves que permitieron obtener valiosa información, también lograron hacer algunos prisioneros.

Otras de las funciones  cumplidas por ellos  fue , la de recuperar pilotos derribados detrás de las líneas enemigas, así como combatientes heridos que se encontraban aferrados.

Entre fines de mayo y el 9 de junio la actividad de estos comandos tuvo lugar en zonas alejadas de Puerto Argentino, más allá de los 40 Kms. En una de estas misiones encomendadas a la compañía 602 una fracción de la misma integrada por 13 efectivos comandados por el Capitán  Vercesi debía observar y comunicar  al "Centro de Información y Control "de Puerto Argentino, el movimiento que registrara el enemigo, tanto de tropas como de medios, terrestres y/o aéreos, Para este menester se los había dotado de unos transmisores portátiles Thompson , aparatos muy eficientes y confiables, debían acampar en las alturas del monte Simons, a mitad de camino entre Puerto Argentino y Puerto San Carlos.

La noche era extremadamente fría, el monte se hallaba completamente cubierto de una gruesa capa de nieve, el viento era como de costumbre muy intenso lo que creaba una sensación térmica de 20º bajo 0.

Cuando intentaron armar una pequeña carpa con la que contaban para reparase un poco de la extrema situación climática a la que se veían sometidos por la altura a la que se encontraban, la misma fue despedazada y arrastrada por el viento, debiendo continuar en sus funciones  a la intemperie y sin posibilidad de reparo alguno.

En esta circunstancia son testigos de un impresionante corredor aéreo que los británicos llevaban a cabo con mas de 100 helicópteros que transportaban personal, cañones y todo tipo de pertrechos bélicos. Ante esto deciden informar inmediatamente a su base para lo cual intentan salir al aire con el equipo de transmisión que portaban, hecho que no pueden concretar pues si bien recepcionaban señal, no lograban ser escuchados por la base tras varios intentos, probaron improvisando antenas y cambiando alturas, pero todo fue en vano.

Ante esta dificultad a todas luces insalvable y teniendo en cuenta la importancia de la información que debían transmitir, es que deciden levantar el campamento y dirigirse a la zona de Fitz Roy donde sabían que se encontrarían con un grupo de ingenieros del ejército, los que seguramente, poseerían un transmisor de mayor alcance.

A todo esto, ignoraban que el enemigo había ya rebasado esa posición por ambos lados y que ellos en consecuencia, se encontraban en medio y absolutamente rodeados, por otra parte los excelentes equipos de contramedidas electrónicas que poseían los ingleses, les  permitió detectar la transmisión que habían intentado establecer con su base, los tenían perfectamente ubicados y ya se organizaba la búsqueda que permitiera la neutralización de esta fracción.

Ellos en tanto ignorantes de esta circunstancia, emprenden un penoso camino por un escarpado terreno sobre el que para complicar aún mas su endeble situación comenzó a caer una continua y persistente llovizna que, sumada al cansancio acumulado, el intenso frió, la falta de visibilidad ,(no se disponía como los ingleses de cantidad y calidad en cuanto a visores nocturnos) mermó considerablemente sus energías llegando a recorrer tan sólo cinco kilómetros en seis horas, prácticamente todo el grupo se hallaba al limite de sus fuerzas, y en algunos de sus miembros se hacía presente el inequívoco síntoma del principio de congelamiento, razón por la cual  a pesar de que contravenían el abc de su entrenamiento, de común acuerdo decidieron ocupar un caserón abandonado que en los mapas se reconocía con el nombre de Top Malo House.

Para llevar a cabo esta acción tomaron todo tipo de precauciones efectuando una aproximación controlada y peinando permanentemente la zona, les llevó más de media hora el proceso, e ingresaron al caserón de dos plantas, cuando confirmaron la ausencia de enemigos, tanto en el perímetro circundante como en el interior de la casona.

Un centinela montó guardia en el exterior, el que sería reemplazado en corto tiempo y otro tomó posición el una ventana del 1º piso con una ametralladora MAG,  en tanto el resto procuraría secar sus ropas y el equipo así como ingerir algo caliente a fin de recomponer su angustiosa situación.

Nada de esto pudo ser llevado a cabo pues en pocos minutos arribaron al lugar una fracción de efectivos ingleses en número de 56, con apoyo de morteros, helicópteros artillados etc. El centinela del 1º piso detectó la presencia del enemigo y dio la voz de alarma, a la vez que habría fuego con su ametralladora, en esa circunstancia recibió el impacto directo de una granada de fusil en pleno pecho lo que le provocó la muerte en forma instantánea.

El resto del personal reaccionó en forma inmediata. generándose un nutrido fuego de ambas partes, que tuvo su epílogo en la forma que era de esperar, el grupo fue reducido y capturado , sufriendo en la circunstancia ocho bajas, (dos muertos y seis heridos de distinta consideración) y aunque los ingleses informaron que no registraban bajas en sus filas, testigos del suceso (de ambos bandos) afirman que al menos se registraron dos muertos y varios heridos entre los británicos.

En esa misma oportunidad y en forma simultanea otras dos secciones de comandos habían partido  hacia distintos lugares, los que supuestamente, estaban aún sin ocupar, su misión era la de dirigirse desde estos sitios hacia posiciones enemigas para infiltrarse y desde la retaguardia producir contraataques, pero al arribar se encontraron cara a cara con el enemigo que ya las había ocupado, ambas con ingentes esfuerzos y combatiendo lograron desprenderse del asedio, y debieron deambular por el frente enemigo en procura de retornar a sus líneas, como quedaron aisladas y no se sabía la suerte que  habían corrido, rápidamente se organizó una patrulla al mando del Mayor Aldo Rico, la que partió en procura de su localización, no pudo llevar a cabo su objetivo ya que casi inmediatamente se topó con la avanzada inglesa, con la que se vio envuelta en intenso combate debiendo abortarse la misión.

Finalmente las dos secciones en cuestión lograron burlar al enemigo y llegar a las líneas propias y debido a su obligado deambular por el frente enemigo, pudieron aportar muy valiosa información, que sirvió para reestructurar el dispositivo defensivo.

Todas estas acciones y otras muchas fueron llevadas a cabo por los grupos como dijimos anteriormente, a  distancias mayores a 40 Kms de Puerto Argentino, hasta finales de mayo, a partir de ese momento y debido al incontenible avance inglés, sus movimientos se desarrollaban en las proximidades de las líneas defensivas argentinas ubicadas sobre los montes; Longdon, Dos Hermanas, Harriet, Kent etc. por delante de dicho dispositivo.

En la madrugada del 10 de junio concretaron la que, posiblemente, fue la mas resonante y valerosa actuación de los comandos en conjunto, en un valle ubicado aproximadamente 1 Km. por delante de las líneas argentinas, enfrentaron a fuerzas muy superiores, se infiltraron en el grueso del avance enemigo, aprovechando un furioso duelo de morteros y artillería, que por momentos hizo peligrar la posición defensiva, en esta batalla perdieron la vida el Sargento Mario Cisnero del 602, y el sargento 1º Ramón Acosta de la Gendarmería en tanto resultó gravemente herido el Teniente 1º Vizoso, al que le otorgaron  la medalla" La Nación Argentina al Heroico Valor en Combate" por su extraordinaria actuación.

(La misma distinción  se le otorgó pos mortem, a los comandos fallecidos en combate .)

La citada anteriormente fue la ultima de las intervenciones que registran los comandos argentinos y fue a la vez la más resonante e importante, por el hecho que enfrentaron a tropa de élite, el SAS, Special Air Service (Servicio Aéreo Especial) los que sufrieron la perdida de ocho combatientes muertos y numerosos heridos.-

 

Este resumen ni por mucho contiene todo el accionar que llevaron a cabo los comandos argentinos en Malvinas , sólo un pequeño resumen de las acciones mas conocidas y destacadas, las que trascendieron, pues supuestamente actúan infiltrados en las líneas enemigas y su actuación no es conocida fácilmente.

                                            

                       

    Comandos argentinos en Malvinas el 2/4/82                                  Buzo Táctico (comando anfibio)