ANÁLISIS  DE ACTUACIÓN 

En el análisis de la actuación de las tres Fuerzas Armadas, surgen competencias y responsabilidades, que apuntan todas a un sitio común.

En diversas publicaciones y tratados en los que se detallan documentos, informaciones, confesiones, comentarios, etc., por caso "Malvinas La Trama Secreta" (Cardoso - Kirschhaum - van der Kooy - Editorial Sudamericana - Planeta 1983) Se hace mención a la responsabilidad que le cupo a la Armada como autora responsable del plan militar para la toma, recupero y defensa de las Islas Malvinas.

Para esta acción, la misma se declaró autosuficiente.

Ninguna de las otras dos fuerzas participó en las decisiones previas en cuanto al diagrama de las acciones y se vieron arrastradas políticamente -  una vez concretada la medida -  a una operatoria militar para la que ni por asomo se encontraban preparadas. El ejército no contaba para ese momento ni tan siquiera con el personal militar adecuado ya que, sólo dos meses antes, se había producido el recambio de la clase, siendo por tanto inadecuado el nivel de capacitación de sus soldados ( más bien debería decirse que, no tenían ninguna capacitación)  Para completar el cuadro de dificultad que enfrentaba el Ejército, debemos mencionar también otra de las circunstancias que quedaron demostradas en el conflicto. Su Cúpula y entorno inmediato, estaban para ese momento aletargadas, en función del desempeño del arma en las últimas décadas transcurridas en la Argentina, en las que sólo practicaron como acción Militar, repetidos golpes de Estado en los que derrocaron a distintos mandatarios políticos. Su manifiesto apego a los escritorios y las botas bien lustradas, fue mermando y socavando lentamente su capacidad combativa y espíritu de sacrificio, a la vez que no permitió la actualización de las tácticas de combate practicadas en la guerra moderna. De las tres, por lejos, fue la Fuerza Aérea quien mantuvo la capacidad combativa necesaria, pese a no contar con el parque aéreo adecuado en cantidad ni calidad para el cometido, no poseer material bélico especial para el ataque a naves de superficie ni capacitación de su personal para estos menesteres, por no estar contemplado en su doctrina ( la guerra Aeronaval es competencia EXCLUSIVA de la Armada)

ROBERTO ROTH, en su magnífico libro "Después de Malvinas  QUÉ ...?" (Ediciones La Campana 1982) páginas 21 y 22 menciona:"La Fuerza Aérea desde bases en el continente, atacó la flota enemiga. Derroches de valor e improvisación. Era la única arma cuyo personal combatiente era totalmente profesional. Era la única arma que había establecido y mantenía niveles físicos para sus integrantes. No había Brigadieres gordos. Era la única arma que desde su fundación había sido comandada permanentemente por personal del escalafón del aire. Era la única arma que se había preocupado por dar a sus integrantes, además de preparación técnica y física, preparación espiritual y orientación nacional. Era la única arma que estaba permanentemente en condiciones de librar combate. Con lo poco que tenía hizo lo que nadie podía haber esperado"

Quisimos reproducir este fragmento textualmente, respetando hasta la última coma pues, nos parece de una calidad descriptiva sensacional, denota un profundo conocimiento y una acabada condición expresiva.

En nuestras múltiples andanzas y recorridas en procura de la obtención de datos, opiniones y confirmaciones de todo lo que hace al tema de Malvinas, tuvimos oportunidad de conversar con un reconocido periodista argentino del que, por razones obvias no revelaremos su nombre, quien "remató" la charla que mantuvimos acotando: " En definitiva en el conflicto de Malvinas cada Fuerza hizo lo que de ella se esperaba".

"Así es como la Armada "SE CONDECORÓ" la Fuerza Aérea COMBATIÓ y el Ejército SE RINDIÓ" .

 Sin palabras.