La siguiente es parte de una nota aparecida en el diario La Capital de Mar del Plata el 24/02/2014 y que hace referencia a lo publicado por el "Sunday Express" de Londres. El título reza así:

Preocupa a Londres la compra de aviones de guerra en la Argentina

Gran Bretaña "monitorea cuidadosamente" la situación militar respecto de las Islas Malvinas, luego de conocer que la Argentina destinará unos 5.000 millones de dólares para actualizar sus Fuerzas Armadas.

En otra parte menciona que el Almirante lord Alan West, quien en oportunidad de la guerra de 1982 se desempeñaba como Capitán de la fragata "HMS Arden" hundida por acción de la Fuerza Aérea Argentina, afirmó que cualquier incremento mayor en el gasto de Defensa por parte de la Argentina "debe de ser visto con preocupación". Esta preocupación - en opinión del almirante - se centra en un motivo fundamental, Gran Bretaña no posee en la actualidad ningún Portaaviones, y no podrá contar con un nuevo buque de estas características hasta el año 2020, lo que impediría al Reino Unido recapturar las Islas si las mismas fueran invadidas por tropas Argentinas y hasta entonces - dijo - "La Argentina tendrá una ventana de oportunidad"

Por su parte el ministro de Defensa Británico, Philip Hammond  se negó a confirmar si Gran Bretaña "retomará las Malvinas en caso de que sean invadidas por fuerzas enemigas".

De acuerdo con los informes que menciona El Sunday, la Argentina adquirirá aviones de guerra, armas antiaéreas y radares especiales como también actualizará sus Fuerzas Especiales". (Sic)

El Sunday da cuenta también en su informe que la Argentina aumentará sus gastos de Defensa en un 33,4% para este año, el mayor aumento en este ítem en la historia del país, y finaliza mencionando que además de la adquisición de aviones de guerra, modernizará sus Fuerzas Armadas y comprará tanques medianos, aviones de transporte y actualizará buques y submarinos.

COMENTARIO

Creemos muy sinceramente que todo esto es producto de la fabulosa maquinación a la que nos tiene acostumbrados la política exterior británica y que persigue a todas luces fines claros y muy definidos, a saber:

- Mantener en la opinión pública mundial el papel de víctimas de la " insaciable costumbre expansionista de los argentinos"

- Crear cierta predisposición antiargentina en los foros internacionales.

- Todo ello conducente a manejar convenientemente ante estos foros, la posibilidad de lograr definitivamente retener para sí el dominio de las Islas como territorio de Ultramar o como estado independiente asociado al Reino Unido.

Para quienes habitamos en la Argentina creemos absolutamente imposible la opción que este medio asegura ya que es sabido en primera instancia la oposición de la presidente a todo lo referente al área militar, rayano en el odio y el resentimiento, producto de su conocida militancia guerrillera enfrentada con las FFAA. 

Además la situación económica argentina, para nada cómoda, hace presumir que el gobierno no arriesgaría una acción de este tipo que ocasionaría un mayor deterioro de su relación  con la población civil. No obstante en otras oportunidades se la escuchó a la presidente hablar de "actualización de las FFAA " pero que debe tomarse como un mensaje de esperanza para la cúpula militar sin que ello implique veracidad o compromiso alguno.

Para los mal pensados, podría ser que se efectuara alguna compra menor de algún rezago militar por una cifra exigua haciendo figurar un valor infinitamente mayor y engrosar aún más los bolsillos de muchos funcionarios, pero esto claro está, no nos consta .