Mar del Plata Octubre de 2008

Ex combatientes de Malvinas viajan a Londres

Una nota aparecida en el diario "El Atlántico" de la ciudad de Mar del Plata da cuenta de una iniciativa interesante y que creímos oportuno destacar. En la misma se menciona que el intendente de dicha ciudad, Contador Gustavo Pulti, recibió en su despacho al ciudadano Julio Aro ex combatiente de Malvinas quien lo interiorizó de los pormenores de la tarea que estaba a punto de llevar a cabo con dos compañeros de la institución de veteranos de guerra, José Luis Capurro y José Maria Rascha. La misma consiste en un viaje a Londres, con el objetivo de relacionarse con ex soldados ingleses que actualmente presentan tasa similares de suicidio y alcoholismo a las que se registran en nuestro país.

Aro indicó que la iniciativa nació a raíz de un viaje que llevó a cabo junto a varios ex soldados a las islas Malvinas, donde surgieron varios proyectos alentadores, entre ellos, este, denominado Identidad Compartida. "Trataremos de empaparnos de la manera que los ingleses trabajan con la salud de los veteranos de guerra. Necesitamos intercambiar experiencias para poder ayudar a nuestros excombatientes". Permanecerán  en Londres entre el 18 y el 28 de octubre del corriente . Sobre el cierre de la nota destacó:"Intentaremos dialogar con Rick Jolley, un médico que curó a 62 soldados argentinos heridos en los combates de 1982, Él ha sido el único médico condecorado por el gobierno argentino. Vamos a estar con un gran número de ex combatientes, con sus familias, veremos sus asilos, sus psiquiátricos y tomaremos nota de como ellos encaran la contención social de los ingleses que han participado en la guerra"

Nota de la redacción

Compartimos plenamente la finalidad de esta iniciativa, hacemos votos porque pueda plasmarse en una real mejora en la problemática de la posguerra, y que este intercambio sirva para acercar un poco de alivio a la conflictiva situación social de nuestros ex soldados combatientes de Malvinas, pero permítasenos dudar sobre el éxito absoluto del proyecto, no ya por falta de capacidad o entrega por parte de sus realizadores, sino por la inquietante indiferencia rayana en el desprecio que exhibe la sociedad argentina. Deseamos fervientemente equivocarnos por el bien de todos.